Ciudad Vieja

Staré město

El encanto del barrio de la Ciudad Vieja reside en el carácter orgánico e irregular de su estructura, heredada de la Edad Media y que se formó a lo largo de los años y respondiendo a las necesidades de la época. Este barrio nos invita a pasear y a perderse un poco en sus pequeñas callejuelas y pasajes, mientras visitamos sus más hermosos monumentos.

Plaza de la Ciudad Vieja, Praga. ©2009 - Dhípa Dás / www.PhotoPrague.net Klementinum, Praga. ©2009 - Dhípa Dás / www.PhotoPrague.net

Aún es posible ver los vestigios de los antiguos caminos comerciales del siglo X que bordeaban el río y que desembocaban en sus puntos de cruce cuando aún no existía ningún puente que conectara las dos orillas de la Moldava. Al final del siglo XI y principios del XII fueron construidas diversas iglesias, las cuales testificaban la existencia de una cierta estructura urbana que se completaba con algunas casas fortificadas y rotondas (como la aún existente de la Santa Cruz) diseminadas por la ciudad.

Sin embargo, la fundación oficial de la ciudad remonta al siglo XIII, cuando la misma adquiere el estatus de ciudad autónoma y es construida la fortificación que la protege. Esta fortificación deja por fuera algunas zonas que ya estaban pobladas (como los barrios de Saint-Pierre y de Saint-Adalbert, más tarde incorporados a la Ciudad Nueva), pero al mismo tiempo integra diversos terrenos que se encontraban entonces baldíos. Es justo ahí, en los alrededores de la nueva iglesia de San Havel y de las plazas de mercado del carbón y de las frutas (Uhelný trh, Ovocný trh), donde la ciudad comienza a tener un trazado mucho más regular. El corazón del barrio, ubicado inicialmente en la actual "pequeña plaza " (malé náměstí), se fue desplazando con el tiempo hacia la Plaza de la Ciudad Vieja.

Aún cuando la arquitectura del barrio data de diferentes épocas - las fachadas barrocas esconden frecuentemente muros y sótanos romanos o góticos – la Ciudad Vieja conserva su estructura medieval. Sin embargo, es importante remarcar las grandes intervenciones urbanas que tivieron lugar durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX: es el caso de los caminos que se prolongan por los muelles del río Moldava entre el Puente de Carlos y el Puente Legii (en la década de 1840), la trágica demolición del gueto judío y de buena parte de la Ciudad Vieja (alrededor de las calles Kaprova y Platnérská). Felizmente, esta demolición fue limitada y la ciudad ha podido ser conservada, convirtiendo la Ciudad Vieja en uno de los barrios históricos más hermosos de toda Europa.

¿Qué visitar en la Ciudad Vieja?

- La entrada principal de la Ciudad Vieja: la torre de pólvora y la Casa Municipal.

- La rica y vieja parte comercial de la ciudad que se encuentra alrededor de la Plaza de la Ciudad Vieja: el viejo Ayuntamiento, las dos iglesias Nuestra Señora de Týn y San Nicolás, la "pequeña plaza" (malé náměsti), la calle Celetná, el patio de Ungelt, la iglesia de Santiago.

- El complejo jesuita del Klementinum y sus alrededores: la Plaza Marianské, la calle Karlova, la Plaza de los cruzados en la entrada del Puente de Carlos.

- El barrio Santa Ana: no dude en perderse en el lugar mejor conservado y auténtico de la Ciudad Vieja con su trazado irregular de pequeñas calles, pasajes, patios y plazas pintorescas (plaze de Belén), donde encontrará hermosos palacios (Clam-Gallas) e iglesias (San -Gilles, rotonda de la Santa Cruz).

- El barrio de San Gall (Havelské město), desde donde es posible ver el entramado de la primera ciudad nueva del siglo XIII alrededor de los antiguos espacios del mercado (Ovocný trh, Uhelný trh): la casa cubista "de la Virgen Negra", la Universidad Carlos, el Teatro de los Estados, la iglesia de San Havel y su mercado.

- Alrededor del Claustro de Santa Inés: un barrio que estuvo bajo amenaza de demolición al principio del siglo XX, pero que felizmente pudo conservar sus pequeñas y pintorescas callejuelas.

Dos fórmulas para visitar Praga con un guía hispanohablante: nuestras visitas regulares en pequeños grupos o la puesta a disposición de un guía privado especialmente a su servicio.


¿Dónde comer? ¿Dónde tomar un café o
tomar una copa ?

Restaurantes gastronómicos:
- Las tres excelentes direcciones del grupo V Zátiší: los restaurantes V Zátiší, Bellevue y Mlýnec.
- El Patito Azul, dirección acogedora y con excelentes especialidades de Bohemia (aves y carnes de cacería).
- El muy lujoso Restaurante Francés de la Casa Municipal.

Otras buenas direcciones:
- Tres pequeños restaurantes típicos checos a precios moderados: U Parlamentu, U Staré Paní y U Knihovny.
- Dos buenas direcciones vegetarianas: Maitrea, Dhaba Beas.

Cafés, bares y cervecerías:
- Para tomar una cerveza: la celebre cervecería U Zlatého Tygra ("El tigre de oro"), el Café Montmartre.
- Tomar un café: Gran Café de Oriente, Týnská literární kavárna, uno de los cafés Ebel.

¿Dónde salir por la noche?

Bares: La Casa Blů, M1 Lounge, La Bodeguita del Medio.

Clubs, discotecas: Roxy, Karlové Lazně.

Clubs de jazz: Blues Sklep.

Galería de fotos

Mapa

Comentarios

Volver arriba