La Basílica de San Jorge

Jiřský klášter

Detrás de una fachada barroca y en el centro del recinto del Castillo de Praga se esconde esta básilica,  la cual es poseedora de una sobriedad inesperada.  Las panorámicas de la ciudad desde las torres blancas de la basílica son una de las vistas más conocidas de Praga. Vestigio romano de valor incalculable, la catedral, al igual que el convento de San Jorge, sirvió de mausoleo real durante la Edad Media.

La basílica de San Jorge, Praga. "San Jorge y el dragón", basílica de San Jorge, Praga.

La visita de la iglesia es independiente a la del resto del convento, en el cual se encuentran las colecciones de arte del siglo XIX, propiedad de la Galería Nacional.

La iglesia de San Jorge, fundada en el año 920, fue junto a la Catedral de San Vito uno de los primeros edificios de piedra construidos en el Castillo de Praga. El edificio actual remonta fundamentalmente a mediados del siglo XII, cuando el convento fue destruido por un terrible incendio.

La blancura de la piedra calcárea, el carácter macizo de sus columnas...  cada elemento da una austeridad y una solemnidad que contrasta con el bullicio exterior.

Desde muy temprano la iglesia sirvió de lugar de sepultura para los miembros de la dinastía Přemyslida, de la cual formaba parte Santa Ludmila, la abuela cristiana de San Wenceslao. Los restos de la Santa, patrona de Bohemia, fueron trasladados en el siglo XII a una tumba esculpida por Peter Parler, arquitecto de la catedral, ubicada en una capilla que lleva el nombre de Santa Ludmila. La mayoría de las tumbas se encuentran en el suelo, salvo los restos mortales de Vratislas I inhumado en un esplendido gabinete esculpido que data del siglo XIV.

En la parte oeste del edificio se puede admirar un magnifico bajorrelieve que representa a San Jorge y al dragón, rodeado por un retrato de principios del renacimiento en Bohemia, obra de Bénédikt Ried, arquitecto talentoso de la Sala Vladislao del antiguo Palacio Real.

El convento de San Jorge es adyacente a la iglesia. En los años 970, las monjas benedictinas tomaron posesión del lugar para fundar el convento más antiguo de Bohemia. Compuesto por muchachas de nobles familias, a veces procedentes de la familia real, el convento gozó de un prestigio inmenso durante la Edad Media. Cerrado en 1782, el convento fue ocupado por distintas instituciones antes de ser utilizado por la Galería Nacional de Praga para albergar esplendidas colecciones de pinturas del siglo XIX.

Sitio del Castillo de Praga (Pražský hrad)
Praga 1
www.hrad.cz

Acceso:

Tranvía n°22, parada "Pražský hrad"
Metro línea verde A, estación "Malostranská"

Galería de fotos

Mapa

Comentarios

Volver arriba