Café Slavia

El más famoso de los cafés de Praga es uno de los testigos de su riquísima historia intelectual.

Café Slavia en Praga. © Kavárna Slavia Café Slavia en Praga. © Kavárna Slavia

Empecemos por los interiores: aquí se venden lugares de primera clase por el precio de un café. Grandes ventanas ofrecen una estupenda vista panorámica hacia la ciudad, el castillo, los coloridos techos de Malá Strana, el Puente de Carlos y el rio Moldava, el Teatro Nacional etc… Casi olvidamos que nos encontramos en un maravilloso interior de estilo funcionalista, realzado con adornos y azulejos de una extrema elegancia. Está claro que la voluntad del establecimiento es la de recordarnos las tradiciones, llevándonos siglos atrás…

Si el café sigue existiendo, es en gran parte gracias a la presencia del Teatro Nacional que se encuentra  justo en frente. Inaugurado en 1884, unos años antes que este último, el café se llena con los espectadores del Teatro durante los entreactos, de actores después de los ensayos y las representaciones. Al mismo tiempo que el teatro, el Café se convirtió rápidamente en el símbolo del renacimiento nacional en el siglo XIX. Además, no es por casualidad que el café lleve el nombre de “Slavia”, la madre mítica del pueblo eslavo.

Los intelectuales y artistas no dejaron de asistir ni siquiera durante las horas más oscuras de la normalización comunista: los poetas Jiři Kolář y Jaroslav Seifert, el pintor simbolista Jan Zrzavý, los actores y autores de teatro como Václav Havel formaron parte de la clientela más prestigiosa del Slavia.

A la vez Café nacional, histórico y literario, el Slavia es también la imagen viva de una ciudad acogedora, poblada por habitantes ávidos de debate, diálogo y encuentro.

Café Slavia / Kavárna Slávie
c/ Národní 1
www.cafeslavia.cz
Metro B, estación Národní třída
Abierto todos los días de las 8h hasta las 23h.

Galería de fotos

Mapa

Comentarios

Volver arriba