Contacto
Mi lista

¿Necesita los precios y las disponibilidades para esta representación? Contáctenos a la dirección siguiente : info@avantgarde-prague.cz

Información básica

Duración
Cuándo
¿Dónde?

Descripción

Coincidiendo con el centenario de la creación de la Primera República checoslovaca, los espectadores del Teatro Nacional de Praga tendrán la oportunidad de asistir a un espectáculo de cuatro ballets que tienen en común un nombre prestigioso: Jiří Kylián. Este prestigioso coreógrafo checo une con su firma inimitable estas cuatro obras heterogéneas, confiriéndoles una coherencia. Si a eso se añaden cuatro décadas de madurez, es fácil comprender por qué el resultado ostenta una calidad artística elevada. Hasta los espectadores más reacios a las artes de la danza apreciarán las emociones transmitidas por este espectáculo.

Puentes del tiempo (Mosty času) comienza con una magnífica Sinfonía de los salmos, interpretada aquí por primera vez en Bohemia, aunque su estreno mundial remonta a 1978. La música, obra del mismo nombre de Stravinsky, confiere a la danza una gran espiritualidad. La atmósfera queda completada mediante decorados, en donde dominan tapices persas de color púrpura cargados de un sentido simbólico. De las cuatro obras interpretadas, esta es la que parece más tierna, aunque también más grave: los trajes son de una sencillez ligera y el ballet, interpretado majestuosamente por ocho parejas de bailarines está dominado por instantes de pura elegía y por movimientos humildes y resignados que evocan el carácter efímero de la vida humana. De los cuatro ballets, es el único que está acompañado por el Coro del Teatro Nacional.

Después de una pausa breve, el espectador asiste a una Bella Figura que se propone encontrar la belleza en la imperfección, la fealdad o la mueca. Musicalmente, se trata aquí de un collage más bien fragmentario de obras de distintos compositores. La parte más emotiva es quizás la escena final, en la que una pareja de bailarines danza en un silencio absoluto. A continuación, llega una Pequeña muerte, que se inspira de los conciertos para piano de Mozart y con una temática que asocia la belleza erótica con la muerte, como sugiere su título (aquí, “pequeña muerte” debe comprenderse como sinónimo de orgasmo). Y con la cuarta obra, Seis danzas, también inspirada en argumentos de Mozart, se produce el eco a la Sinfonía de los salmos: la música, los trajes (los hombres con peluca blanca y cuerpo desnudo o semidesnudo), la coreografía, más bien osada, todo recuerda lo absurdo de la vida y que la única respuesta a ello es el humor. Estos Puentes del tiempo terminan con una nota de frivolidad muy oportuna e inesperada.

La música está interpretada por la Orquesta del Teatro Nacional de Praga, bajo la dirección de Jaroslav Kyzlink.

Contacto

Národní divadlo Národní 223/2 Praha 1 – Nové Město 110 00

Opiniones de viajeros