Contact
Español
EUR
CZK
USD
GBP
Añadido a la cesta

Su cesta está vacía

cover_image

Casa de la Gran Bota

Información básica

¿Dónde? Centro de la ciudad | Malá Strana
Características Elegante | Boutique | Hotel

Abramos la puerta del número 30, una linda casa ubicada en una pequeña plaza, al frente de la embajada de Alemania. Nos reciben un salón acogedor, muchos tapetes persas en el suelo, muebles antiguos con un encanto único y un propietario muy sonriente. Todo esto solo quiere decir que hemos llegado a la Casa de la gran bota (dům U Velké boty).

Este pequeño hotel familiar, en pleno centro de Malá Strana (Barrio pequeño) nos ofrecerá una estadía sin igual, en medio de una antigua casa, estilo renacentista, muy bien conservada.

Cada una de las 15 habitaciones es única, dada la atmósfera del lugar y la ubicación de las mismas en el edificio. Así que podremos escoger entre la vista de la calle Vlašská, del pequeño jardín o incluso del castillo de Praga.

Igualmente, se ha tenido gran dedicación al escoger su mobiliario, el cual consiste en elementos decorativos del siglo XIX. Las puertas, camas, mesas de noche, lámparas y alfombras le dan todo el encanto, confort y autenticidad a cada una de las habitaciones. Eso sí, no habrá ni televisión ni minibar. En el salón de estar encontraremos un pequeño autoservicio a nuestra disposición.

Igualmente, hay elementos históricos muy bien conservados que hacen parte de este espacio único. Encontraremos sartenes en cerámica del siglo XIX o incluso estufas de madera. Gracias a estos elementos, la edificación hace parte de los monumentos históricos.

Todos los baños han sido renovados con un estilo contemporáneo, con lavabos sobre encimera que contrastan sorprendentemente con el resto del estilo de la edificación. Eso sí, el agua caliente no faltará y la calefacción del suelo nos ofrecerá una comodidad sin igual.

El desayuno lo sirven en la planta baja. Hasta podríamos ir por él en pantuflas... Para que veamos hasta qué punto este hotel nos hace sentir como en casa.

En el sótano se encuentra un gran salón a disposición de los huéspedes para una partida de tarot o cualquier otro momento especial.

Durante el verano, podremos observar a todos los transeúntes, mientras nosotros disfrutamos de una taza de café sobre la escalinata de la casa. Por el contrario, en invierno, podremos ir al salón de estar y disfrutar a toda hora de una bebida caliente, ojear un libro o dedicarnos a los juegos de mesa.

Loading...