Grand Café Orient

Este va para esos que aman las curiosidades: ¡bienvenidos al único café cubista de la capital!

La barra, cubista; las lámparas, cubistas; las sillas, los bancos, los espejos, las cortinas, los pomos de las puertas... No nos cansaremos de observar la pureza de las líneas, la búsqueda formal en el más mínimo detalle, la gran armonía de colores y texturas. No será suficiente admirar la comodidad e intimidad que nos ofrece este espacio con una elegancia sutil e inundado de luz.

Esta es una maravillosa ocasión de experimentar de primera mano una de las características únicas del movimiento cubista checo, el cual, a comienzos del siglo XX, se dedicó con el mismo empeño a la pintura y a la escultura, al igual que a la arquitectura, el mobiliario, la decoración interior y al servicio de mesa. Un movimiento artístico que conquista y se adentra en la vida diaria, en esa de todos los días, para promover un nuevo art de vivre (saber vivir) muy culto. Este ideal vanguardista praguense vio la luz en 1912 con la apertura del Grand Café Orient en la primera planta de la Casa de la Madona negra, uno de los iconos de la arquitectura cubista, creado por Josef Gočár. Posteriormente, fue considerado como pasado de moda y cerró en la década de 1920, condenado al olvido, hasta renacer y ser restaurado fielmente siguiendo las fotos de archivo. Así fue como el establecimiento volvió a ser un punto de encuentro para almuerzos de negocios, tardes de chocolate caliente en familia o para disfrutar un delicioso capuchino entre amigos.

 Dónde
centro de la ciudad | Ciudad Vieja
 Tipo de establecimiento
Restaurante | Nuestros favoritos | Café y té
 Cocina
Internacional
 Costo
$$
Wi-fi gratis
Accesible en silla de ruedas
Terraza
Adecuado para familias con niños
Acepta animales
Tarjeta de crédito

Antes de subir a la primera planta donde está el café cubista, ubiquémonos debajo de la baranda de la escalera y levantemos la mirada. Descubriremos una obra de arquitectura secreta: vista desde abajo, la escalera reproduce la forma de una gran bombilla.

Anaïs, Avantgarde Prague
Personal tip avatar
Menu