En la primera planta de un edificio en la avenida Nacional (Národní třída), el Café Louvre es un gran complejo con diferentes espacios, entre ellos un restaurante, una salón de billar, una terraza de verano, un café al estilo de la belle époque, así como pequeños salones a los cuales vamos para disfrutar de un pastel o de un plato caliente, leer el diario, discutir sobre la actualidad y ver a los peatones cruzar desde los grandes ventanales del lugar.

Con sus paredes rosa y crema, sus molduras en estuco neorrococó, sus arcos rebajados que dan lugar a un espacio claro y agradable, encontramos todo el ambiente de los cafés de la época del Imperio austrohúngaro a comienzos del siglo XX, cómodos, suntuosos y abundantes en su momento; sin embargo, ya quedan pocos sitios así para dar testimonio: el Louvre es uno de ellos.

Este sentimiento de autenticidad es lo mejor de este café, ya que su historia es un poco triste. Abrió sus puertas en 1902 y rápidamente se convirtió en uno de los favoritos de la alta sociedad de Praga; cerró en 1948 bajo el régimen comunista y fue convertido en oficinas. En 1992, este café renace fiel al original, ya que fue renovado totalmente. Con su cálida atmósfera, las familias capitalinas disfrutan mucho de una pausa alrededor de un café y un strudel (tarta) de manzana al mejor estilo de la belle époque.

 Dónde
Centro de la ciudad | Ciudad Nueva
 Typ zařízení
Restaurante | Panadería y confitería | Café y té
 Cocina
Checa | Internacional
 Costo
$$ | $$$
tarjeta de crédito
acepta animales
accesible para discapacitados
terraza
adecuado para familias con niños
wi-fi gratis

El Café Louvre es uno de lugares donde se escribió la historia intelectual de los países checos. Dentro de sus clientes más famosos se encuentran nombres reconocidos mundialmente como los autores Karel Čapek y Franz Kakfa o el físico Albert Einstein.

Anaïs, Avantgarde Prague
Personal tip avatar
Menu