Este pequeño restaurante hace parte de los establecimientos de Riccardo Lucque, un italiano temperamental que ha traído la alta cocina a la República Checa, en una época en la que esta se encontraba en pañales en el país. Hoy en día, junto con la Finestra y Aromi, que hacen parte de los mejores restaurantes de la capital checa, Lucque se dedica a crear pequeños restaurantes donde sus clientes pueden deleitarse rápidamente con una cocina de calidad.

El interior de La Bottega Linka es algo industrial: bajo sus cables y bombillas al desnudo, se sirven desayunos opulentos con croissants caseros y huevos de la granja; más tarde, son los almuerzos los protagonistas, donde las pastas siempre harán parte de las opciones. Dentro de los platos más buscados se encuentras las distintas presentaciones del risotto o los frutos de mar frescos. El punto fuerte de este viaje gastronómico son los postres: es toda una obligación probar el fondant de chocolate de la casa.

Adicionalmente, este restaurante tiene una particularidad: su horno de carbón de leña X-Oven, el cual puede llegar a temperaturas de 400 ºC, lo cual permite conservar al máximo los sabores y aromas de las carnes, pescados y legumbres. Si queremos almorzar o comer sobre la marcha, pero con una excelente calidad, La Bottega Linka es una maravillosa opción.

 Dónde
Centro de la ciudad | Ciudad Nueva
 Typ zařízení
Bistró
 Cocina
Italiana
 Costo
$$$
tarjeta de crédito
acepta animales
accesible para discapacitados
terraza
adecuado para familias con niños
wi-fi gratis

Los gourmets vienen aquí para degustar, entre otras delicias, el pan de Altamura, denominado así por una aldea de Apulia, en el sur de Italia. Este pan está hecho de harina de trigo duro, el cual se utiliza principalmente para elaborar pastas. Su cáscara es muy crocante y la masa de un color dorado.

Ana, Avantgarde Prague
Personal tip avatar
Menu